Como conseguir mejorar las ventas en tu negocio de restauración, atrayendo nuevas generaciones. Un local debe ser práctico, asequible, una experiencia nueva y diferente que cambie constantemente

Estamos saturados de nuevos conceptos, de palabras nuevas para designar algo sencillo, pero nunca está de más aprender nuevas definiciones y adaptarse a los nuevos tiempos. La generación Z es la que sigue a los ya más conocidos como Millennials o generación Y (generación de 1981 a 1994). La “generación Z” es la de las personas que han nacido a partir de 1995, representa el 25,9% de la población (2.000 millones de personas en todo el mundo).

Los nacidos en esta generación comienzan a salir de las universidades para incorporarse al mundo laboral y reclamar su sitio en el mundo. Son la primera generación que ha incorporado internet en las fases más tempranas de su aprendizaje y socialización, y también aquella a la que la crisis ha marcado más directamente su personalidad.

Este grupo demográfico está listo para hacer un impacto diferente y posiblemente el mayor en la historia de nuestro sector. Durante la última década, la generación de Millennials ha sido la favorita de los medios de comunicación. La generación Y reformó los mercados a lo largo y ancho, incluida la industria de restaurantes. Algunos incluso podrían argumentar que una serie de tendencias perdurables como ingredientes más sanos, opciones de mayor calidad o el aumento de la comida rápida informal, se pueden atribuir a los Millenials.

El sector de restauración ya sabe que la generación Z tiene una lista de deseos: Un local debe ser práctico, asequible, una experiencia nueva y diferente que cambie cons

tantemente. A ellos les gusta rápido informal, un lugar donde puedan pasar el rato sea cómodo y moderno, en definitiva buscan innovación y diferenciarse.

A medida que crezcan y comiencen a tomar decisiones de compra independientes, la atención de los medios, las investigaciones de mercado y las campañas publicitarias girarán alrededor de ellos.

Para conectarse con estos jóvenes consumidores, las marcas deben comprender sus valores, ir a las plataformas digitales que frecuentan y luego involucrarlos.

Una gran cadena de restauración que se ha destacado en esta estrategia es Taco Bell en USA. Hay varios ejemplos muy interesantes que esta compañía ha realizado en el pasado: El verano pasado, la compañía se asoció con Lyft, la aplicación transporte compartido, para realizar una prueba piloto llamada el “Modo Taco”, en el que los usuarios podrían agregar una parada en el “drive thru” de Taco Bell en su viaje y recibían gratis unos Doritos Taco Loco. Unos meses más tarde se asoció con Forever 21 para una colección de ropa de marca, que según Taco Bell se agotó en cuestión de horas.

Lo que es interesante sobre el enfoque de Taco Bell es que no está dirigido a una generación en particular, sino a una edad ambiciosa. Es a través de esta estrategia que la marca se ha mantenido sin edad, y continúa capturando el voto de los jóvenes década tras década.

La otra cara de la moneda es que esta generación también espera un cambio constante, están acostumbrados a que todo vaya a mucha velocidad, es la generación que piensa que las palabras sobran y lo que cuentan son las imágenes, lo vemos cada día en las redes sociales que hace unos años eran lo más innovador y ahora son de viejos…

Tenemos que prepararnos para lo que se avecina y crear conceptos agiles, modernos, cómodos, informales y por supuesto asequibles.