porque-cambiar

En muchas ocasiones tenemos miedo al cambio, un temor a lo desconocido, pero el mayor problema que nos encontramos es la resistencia interna, uno de los mayores síndromes que tiene una compañía. Quién no ha oído la frase lapidaria “porqué vamos a cambiar si siempre hemos hecho lo mismo”.

A todo el mundo le gusta “vivir como tigres”, y un cambio supone nuevos retos y por supuesto más trabajo. Es curioso por no decir, es penoso, que cuando una organización emprende un nuevo proyecto el cual se ha decido que es beneficioso para el futuro de la empresa, donde mas reticencias nos encontremos sea a nivel interno. En muchos casos nos cuesta vender más el proyecto a este nivel que a nuestros clientes.

Se ha comprobado que cuando el pájaro bate sus alas, produce un movimiento en el aire que ayuda al pájaro que va detrás de él. Volando en “V” la bandada completa, aumenta por lo menos un 70% más de su poder, que si cada pájaro volara solo.  La empresa que comparte un objetivo común y tiene un espíritu de equipo, puede llegar a donde desee más fácil y rápidamente, porque van apoyándose mutuamente.

Cada vez que un pájaro se sale de la formación siente inmediatamente la resistencia del aire, se da cuenta de la dificultad de hacerlo solo y rápidamente regresa a su formación para beneficiarse del poder del compañero que va adelante.

Si en una empresa cada uno voláramos con un destino diferente, sin un objetivo común, sería prácticamente imposible sobrevivir, si no estamos de acuerdo con las decisiones que toma la empresa donde trabajamos y exponemos nuestro punto de vista y la organización decide seguir otro camino, la lógica es cambiar de lugar de trabajo, pero nunca boicotear cualquier proyecto. No estoy diciendo que las empresas tienen que ser rígidas y frías, todo lo contrario, se debe fomentar el trabajo en equipo y escuchar las ideas, pero cuando se tome una decisión se debe trabajar conjuntamente para sacar los máximos beneficios.

Una organización que esté llena de “terroristas” está destinada a morir, es imprescindible detectarlos lo antes posible y reconducirlos si es posible o prescindir de ellos. El problema viene, cuando el coste de despido de esa persona es elevado y decidimos de reducir estructura con los pájaros que vuelan en la misma formación en lugar de prescindir de los que se van de la formación.

Si quieres que te ayudemos en la transformación tecnológica de tu negocio, no dudes en llamarnos al 91 357 0800 o escribirnos a info@mrmsolutions.es